Adiestramiento canino

 

  • Afijo Hoefeld-Witte, pastores alemanes de trabajo y galgos.

     

     Vamos a proceder a transmitir unos conocimientos basico para tener presentes en la relacion con nuestra mascota. Poco a poco iremos incluyendo articulos de interes bien a traves de este apartado bien a traves del foro destinado al efecto. Esperamos sea de vuestar utilidad.

ADQUISICION DEL cachorro

      Para ser poseedor de un perro adiestrado para el trabajo, lo primero es elegir un cachorro, apto para la finalidad del adiestramiento que va a recibir.

      Según la función que va a tener el cachorro cuando crezca, ya sea perro guardian, de compañia, de trabajo, para exposiciones o concursos de belleza, etc.., se ha de buscar una u otra raza con unas cualidades determinadas acordes a esa finalidad. En funcion de las labores a desempeñar sera procedente declinarse por un pastor aleman, un mastin, un labrador etc.

      Es necesario observar a los cachorros el tiempo necesario para poder deducir que sus rasgos predominantes. Se debe buscar en los padres, aquellos caracteres que necesitamos, procurando fijarnos en los que provienen del caracter del perro en si, y no fiarnos por su buen adiestramiento. Es aconsejable observar a los hermanos del cachorros de anteriores camadas de la unión de los mismos padres o de las camadas de los progenitores por separado. Asi sabremos que rasgos heredan sus cachorros a través de su herencia genética influenciada por el ambiente, agresividad, inteligencia, ...

      De igual forma hay que comprobar la relacion de la madre con sus cachorros pues es la primera educadora de los cachorros. Se ha de comprobar si es sobreprotectora o totalmente despreocupada respecto sus cachorros. En el primer caso  inhibirá el instinto exploratorio, la autonomia y la proactividad de los cachorros, en tanto en el segundo caso no logrará enseñar bien las conductas sociales, necesarias para el cachorro cuando crezca, formando perros adultos posiblemente con ciertos problemas de comportamiento. 

      Fundamental, no se debe separar al cachorro de las relaciones con sus hermanos y la madre hasta la decima semana, ya que desarrolla su identidad social y donde aprende al relacionarse con otros perros y con el ser humano, controlando sus mordiscos, aprendiendo de las correcciones, obteniendo recompensas y formandose, en definitiva, perros equilibrados.

 Durante ese periodo de tiempo, tenemos que observar el comportamiento de los cachorros en diferentes dias y momentos, pues puede variar por infinidad de variables. Puede darse el supuesto de rechazar a un cachorro que parece adormllado y perezoso, mientras que elegimos otro mas activo, dandose el caso de que hayan acabado de comer hace poco y el adormilado es el cachorro dominante, que ha comido mas, mientras que el animado apenas ha comido y esta buscando alimentos. De igual forma, como seres vivos que son, los cachorros tambien tienen días buenos y días malos.

 Llegado el momento de definirse, lo primero es  evalúar, si está sano fisicamente, no debiendo mostrar cojera alguna y caminar de forma normal. Dando una palmada en el aire cuando los cachorros no miran veremos si tienen algún problema de sordera, si alguno de los perritos no nos mira repetiremos la prueba para confirmar si tiene alguna dificultad en oirnos. Observar la limpieza y viveza de su mirada, sus deposiciones, boca y hocico.

 El cachorro debe mostrar un alto grado de curiosidad, jugueton, tiene que sentir deseos por inspeccionar cualquier objeto que considere extraño. Cuando nosotros nos acercamos, el también se acercará a investigar quienes somos, como olemos, etc. Pero una vez que se acercan al cachorro, éste no debe mostrar rechazo.

 Al elegir un cachorro valoramos altamente la autonomia, ya que con ella conseguiremos cachorros que puedan pensar por si mismos y puedan desenvolverse en situaciones en las que deben tomar decisiones sin las indicaciones de su guia. Que siga un objeto en movimiento y si se le lanza un pañuelito, observar si le llama la atencion, lo sigue e intenta cazarlo, viendo con ello su instinto de presa. 

Se puede iniciar el adiestramiento desde muy pequeño siempre pendiente de las reacciones del cachorro y con correcciones leves que serán exclusivamente con la palabra "NO". Asociará este monosilabo como elemento de correccion a una conducta no adecuada. Por el contrario se debe potenciar su evolucion positiva, bien con muestras de alegria, con juegos o con pequeños trozos de comida (se aconseja trozos pequeños de salchicha) con los que se le irá enseñando principalmente la obediencia. El perro debe estar pendiente  del Guia, y nunca al reves.

EL GUIA

 El guia es la persona encargada para el adiestramiento del cachorro y con quien el animal se va a relacionar, principalmente, para trabajar y a quien el perro considera "macho alfa" o macho dominante.

En una familia, el perro se relaciona con cada miembro de formar interelacionada pero con distintos roles. Asi tendra su guia pero ello no comporta que su relacion con la madre sea la de la comida y con los hijos, compañero de juego por ejemplo.

El trabajo y educacion depende de quien asuma el papel del guia, con quien trabajará de forma estable y a diario para evolucionar la educacion del cachorro, que se llevará a efecto exclusivamente sobre la base de recompensas por el bien hacer y correccion ante la desobediencia, excluyendo, en la medida de lo posible, el castigo fisico. De ahi que el guia deba de ser una persona equilibrada emocionalmente y no exponga al perro a situaciones que pongan en peligro su educacion.

Se deberá acostumbrar al perro a jugar con pelotas de adiestramiento para facilitar el aprendizaje.

Pulse en la siguiente imagen para realizar su consulta 

logo-mail

adiestramiento1

adiestramiento5